Wednesday, February 05, 2014

Gaviotas y palomas.
Los tranvías vuelven a cruzarse.
Tú me ves desde el coche,
yo desde la bicicleta.
No nos decimos nada:
falta de viento.
Sin nadar ni volar
la opción correcta parece guarecerse
pero nos arrastramos.
Y las noches duran más
los besos saben menos
el silencio nos empuja lejos.
Sentirte cerca ya poco tiene que ver
con distancias
o minutos.
Una sola canción vale
para renacer
desaparecer
quedarse.
Hacer equilibrios sobre una cricunferencia
de radio tus brazos.
Recomponer los pedazos.