Wednesday, May 08, 2013

Seco, dañado, teñido o rizado

La obscenidad con la que la primavera se está instalando entre nosotros.
Este no llevar chaquetas gordas,
y deshacerse de mantas.
También la de la crema suavizante,
derrumbándome a media ducha con su olor a laboratorio
o a tu baño.
La precisión de mis gafas negras
para anular la miopía
y describir los detalles
por muy lejos que esté todo.
Las conversaciones que no sé
ni continuar
ni interrumpir.
Las canciones que evito.
Esa camiseta bajo la cama,
tierra de nadie,
evitando la lavadora
y también mi cuerpo.
Las ganas de nada.

0 Comments:

Post a Comment

<< Home