Sunday, May 26, 2013

els ocells

Traigo primavera y risa.
La luna reluciendo en todo el planeta.
El agua de los ríos en los que nos bañaremos.
Todo lo que, sin ser nuestro,
nos pertenece.
Un vaso de licor dulce;
la plaza de Lavapiés, 
los pies descalzos tocando tierra.
Las descripciones al detalle de un pedazo de vida.
Todos los kilómetros,
y los colores de cielo que nos acercan.
El sur y el norte, revueltos.
Un té con miel.
Palabra nuevas guardadas en los bolsillos,
para compartirlas como niñas cambiando cromos.
Els ocells, al otro lado de la ventan, cuando termina la tarde.
Los miedos, la paz de los caminos, las luchas justas.
Una cama en la que dormir juntas.
El sentido del equilibrio.
Mis manos. Fruta que comer directamente del plato. O del árbol.
La sensibilidad por la belleza.
Libros con los que te tiembla la razón. Varios poemas.
Una luz ténue que nos permita seguir mirándonos a la cara
en mitad de la noche.
Los asientos incómodos de un cine de barrio. 
 
Muchas horas de viaje para los fianles.
Y sonrisas amplias para los comienzos.


Wednesday, May 08, 2013

Seco, dañado, teñido o rizado

La obscenidad con la que la primavera se está instalando entre nosotros.
Este no llevar chaquetas gordas,
y deshacerse de mantas.
También la de la crema suavizante,
derrumbándome a media ducha con su olor a laboratorio
o a tu baño.
La precisión de mis gafas negras
para anular la miopía
y describir los detalles
por muy lejos que esté todo.
Las conversaciones que no sé
ni continuar
ni interrumpir.
Las canciones que evito.
Esa camiseta bajo la cama,
tierra de nadie,
evitando la lavadora
y también mi cuerpo.
Las ganas de nada.