Tuesday, December 18, 2012

¿Cómo consigues amar
después de los diecisiete años
del verano imperfecto de los doce
de las tardes en las que ni siquiera escribías esemeses?
¿De qué forma se dibujan las sonrisas por la mañana
recién despiertos
estrenando el día y la vida
a pesar de tener esquinas rotas
por dentro?
Se vuelven a escapar los pájaros y los sueños
pero,  ¿quién querría atraparlos?
¿quién podría besarte
con los ojos cerrados
cuando se conoce la luz?

Así me he quedado yo.
Sin respuestas.
Con los mapas de lugares que desconozco
pintados en las piernas,
los pasos hacia la próxima estación
y sin el esmalte necesario
para pintar de rojo
mis uñas, o el mundo.
Y el vuelo indiscriminado de las hojas de árbol
en un punto en el que no se concibe el otoño
ni existe el invierno.

1 Comments:

Blogger Beauséant said...

La respuesta de cómo se logra es sencilla y complicada a la vez: olvidando.

Empezando desde cero cada paso dado, como si no se hubiese aprendido nada por el camino.

9:00 AM  

Post a Comment

<< Home