Thursday, September 20, 2012

Y la luz se prende/ cuando miras

Se me han roto dos cámaras de fotos
así que ahora me toca recordar todo
lo que me entra por los ojos
y lo que me eriza la piel.
No tengo ninguna notificación que diga
"Visto: 20:07".
Y lo prefiero.
Las horas que me gustan son palíndromas
y la memoria tiene algo que ver con las cosas que ocurren despacio,
o algo parecido escribió Kundera.
Así me trago paseos de la mano con helado y cosquillas.
Playas sin arena, y agua casi-turquesa,
conversaciones cortas con sol, y sal,
y baños sin traje de.
O la maldita sensación de que hay que volver al cole
que no tenemos dinero para libros
pero sí para billetes
para estar cerca
para repostar el combustible
y besarte.
Para esperar a que te duermas
y despertarte
y dormirnos juntos. Otra vez.
Todas las veces.
Con miedos
con nervios
con las carcajadas cosidas a la espalda.
Todo lo que parece verano
pero es no es más que un mes extraño.

1 Comments:

Anonymous Anonymous said...

Hm

4:42 AM  

Post a Comment

<< Home