Sunday, September 23, 2012

Tenemos dos opciones
seguir bailando a este lado de la ventana
o salir a mojarnos bajo la lluvia,
y ahora que entendido la barrera
entre pasar todo el concierto lamentándote de las cabezas
que no te dejan ver
y moverte entre la gente hasta alcanzar el punto
posible
más cercano al escenario,
no tengo muy claro
cuál es la mejor opción.
O si me besarás sino me alejo.

Thursday, September 20, 2012

Y la luz se prende/ cuando miras

Se me han roto dos cámaras de fotos
así que ahora me toca recordar todo
lo que me entra por los ojos
y lo que me eriza la piel.
No tengo ninguna notificación que diga
"Visto: 20:07".
Y lo prefiero.
Las horas que me gustan son palíndromas
y la memoria tiene algo que ver con las cosas que ocurren despacio,
o algo parecido escribió Kundera.
Así me trago paseos de la mano con helado y cosquillas.
Playas sin arena, y agua casi-turquesa,
conversaciones cortas con sol, y sal,
y baños sin traje de.
O la maldita sensación de que hay que volver al cole
que no tenemos dinero para libros
pero sí para billetes
para estar cerca
para repostar el combustible
y besarte.
Para esperar a que te duermas
y despertarte
y dormirnos juntos. Otra vez.
Todas las veces.
Con miedos
con nervios
con las carcajadas cosidas a la espalda.
Todo lo que parece verano
pero es no es más que un mes extraño.

Wednesday, September 05, 2012

No es sólo lo que dices.
Es lo que callas.
Lo que no escribes
lo que no pronuncias
lo que, quizá, ni piensas.
Y desaparece.

Si no lo nombras,
no existe.

Tengo las palabras atadas en las muñecas.
Anda, ven tú
a desenredarlas.
A mancharme la cara de sonido.
A contar verdades.
A darle nombre a los días.
Tener un sustantivo
al que aferrarme
puede ser todo lo que necesito
en estas tarde de verano
en las que se cuela el frío
(sin previo aviso).

Las canciones no son de nadie.
Ni los poemas.

Y mucho, muchísimo menos, 
las palabras.

A veces 
cambiaría
este gozo de vida
de no saber qué va a ser de nosotros,

por saberlo.