Tuesday, July 10, 2012

Sin previo aviso

Me escupe recuerdos esta ciudad.
Son pocos, intactos, lejanos.
A veces me atrapan, en medio de la calle Santo Tomé,
y me empujan por un tobogán
de colores
al río.
El trazado serpentea,
no conozco el mapa.
Te echo de menos,
que es algo que, sin ser nuevo,
continúa intacto.
Se hacen las cuatro de la tarde,
y prefiero intentar vivir
al margen de lo que viene
de lo que llega.
Quiero decidir
y lo único que consigo es tener hambre,
quedarme sin siesta,
emocionarme a cada paso:
una canción,
las letras de un texto,
el paseo temprano de quién comienza el día.
Los sentimientos acurrucados en el estómago
y el silencio
de buscar tu presencia
y no conseguirla.
Por ahora.

1 Comments:

Blogger Beauséant said...

conozco esa sensación. Es como estar siempre conteniendo la respiración porque parece que esta a punto de pasar algo, y al final.. nunca pasa nada...

1:47 AM  

Post a Comment

<< Home