Saturday, June 30, 2012

Siete minutos

Las historias de amor
pueden durar siete minutos.

Caminas por una calle
llena de gente.
Y de repente tus ojos se cruzan
con la mirada de un chico
que está a tu lado.
A partir de ahí
comenzais a pasear juntos
él, un poco más despacio
termina observando tu espalda
y la parte de atrás de tus rodillas.
Tú buscas su sombra en la acera.

Caminaís así
juntos
conscientes
cómodos.
La calle, a medida
que avanzas,
se va despejando.
Casi no hay nadie.
Llega un semáforo en rojo.
La noche se detiene.

Tú miras el cielo y los edificios;
él intenta comprender lo que observas.
Cuando la luz se vuelve verde
él acelera lo suficiente
como para ser
quién vaya delante.
Reparas en las pulseras
que rodean sus tobillos.
Y así,
tranquilos,
se establece un amor
desmesurado,
un amor inconexo
y absurdo.
Un amor misterio.

Y, al final,
la esquina donde ella gira
y él no.

Se vuelven a cruzar las miradas.
Surge la duda
de decir algo
besar
cualquier cosa.
Pero no.
Ambos siguen caminando
mirándose
hasta desaparecer
al otro lado de la pared.

Algo tan hermoso
como para no pensar
que es el cuento 'de lo que pudo haber sido'.
Existe categoría propia;
'la historia que ha sido':
un amor de siete minutos.

Tuesday, June 26, 2012

Sabía dónde buscarte.
Espero que tú aprendas a encontarme.

Wednesday, June 20, 2012

Han venido dos moscas. A recordarme que ya es verano. Como los albaricoques, y esas cerezas tan buenas que duraron media tarde. Y los viejos sentados en una plaza llena de árboles verdes. O el invierno que terminó en esa tarde de luz. En tus hombros.  ¿Cuándo nos daremos el último baño? ¿Cuándo vamos a beber mojitos? Y flores. Esta vez no es muy diferente. Esta vez es ahora. Y eso es lo único que cuenta. Que ha empezado y todavía no. Pescado a la brasa, y témperas para pintar. Quién pierda al futbolín paga las cervezas. Y esta vez sí que voy a besarte. Las noches más dulces empiezan por la mañana. Como gorriones que aparecen sobre el escritorio. Y un par de cuadernos en la mano. Elige el verso. Los años son largos, y el repiqueteo pequeño. Y quedarnos despiertos hasta que se vayan a dormir los mosquitos. Te vas a asomar a la ventana, y lo que encuentres no es mentira. Mejor contar rápido hasta cien que cincuenta despacio. O hasta veinte. Y esta vez no pienso utilizar los zapatos. Nada. Que te vas. Que me voy.

Monday, June 18, 2012


Para P., que, a veces, no está en el medio.
Siempre nos quedamos al otro lado, pequeña.

Aquí todas las dudas
son la única certeza
y quiénes aparecen 
volverán a desaparecer,
y permanecen. 

Nunca pares de bailar.
No dejes de moverte.

Desconozco
el número total de avenidas
de esta ciudad.
Sólo me importa una.
O tu coche apareciendo por sorpresa
a esa hora en la que todo es silencios.
El paréntesis
se vuelve sonrisa
de labios y dientes.
Y entre tu cuello
y mis manos
nace algo más dulce
que los caramelos.

Saturday, June 16, 2012

Hubo un estío
que comenzó con una excursión
improvisada
y solitaria
de doce kilómetros.
La fiesta adolescente
en la que desembocó
mereció un verano
de pocos helados.

Mi abuelo era ferroviario.
Guardaba máquinas de escribir
y plumillas,
así que lo único que amo
rodea montañas.

Como no teníamos mar
aprendimos a mirar al horizonte
quieto
de los campos de Castilla.
Y había noches,
te lo juro,
que era azul y se movía.

Ahora le echan sal
a las piscinas
y con este agua
ya no me pican los ojos.
Debe ser que Kurt tenía razón
los peces no tienen sentimientos
y se me está olvidando llorar.

Friday, June 15, 2012

Me interesan más
las historias en segunda persona
que tengo preparadas para ti.
Hablan de días de piscina
y de recorrer toda la ciudad
en busca del cuaderno adecuado.
Aunque nadie lo crea,
todavía no han empezado.

Es viernes. ¿Vienes?

Wednesday, June 13, 2012

- ¿Eres poesía?

No importa lo que vayas a buscar a ese mirador,
lo terminarás encontrando.

Tuesday, June 12, 2012

No poner impedimentos.

Viajar.

Vivir.

Improvisar.

Dejar que las cosas pasen.

Sunday, June 10, 2012

Life is a trip
y yo la eterna copilota.
Aléjate.
Que la boca es el mar
y tú, los pronombres de Salinas.
La luz que se filtra
al amanecer.
Un cura con sotana
y niña de primera comunión.
Ya no sé si es tarde
o pronto.
Sólo que nada bueno lo es demasiado.

Por primera vez,
me dejo hacer mi trabajo,
sin adelantarse.

Mañana no estaréis aquí.

Últimamente
la vida es poesía.
Así que conviene recordar
a Gabriel Celaya
y no perder de vista
el punto de fuga.

Saturday, June 09, 2012

Ya sé que es una tontería
pero tengo la sensación
de que el móvil suena distinto
cuando eres tú
el que me escribe un whatsapp.

A la vuelta de la esquina.

Los aspersores se encienden
a las doce en punto de la noche
y me crecen 
pulseras de cuero
en la muñeca.

Acecha el verano.

Sunday, June 03, 2012

Verano anticipado

El verano
es la tormenta de junio
el sabor a sal en la espalda
un mojito en vaso de litro.
El verano
son tus manos jugando al escondite.
Colarse en las piscinas
con nocturnidad
y dormir desnudos con alevosía.
El verano no tiene miedo.
Sólo jardines
y playas de arena.

Postales perdidas,
sueños cumplidos.

"Todo es presencia, 
saber que este es el lugar
donde debería estar
si no estuviera aquí mismo."
Marwan

Tenía razón D. (y con D., quiero decir C.)
cuando al estrenar el año
dijo que 2012 sonaba a futuro.
Lo bueno es que también suena a presente,
y todas las carreteras llevan a un lugar
mejor.

También tiene razón P.
y la sal del (a)mar
es la sal de la vida
cuando se posa sobre las pieles.
En los milagros posibles
de un cuerpo junto a otro,
en nadar a oscuras
demasiado tarde
y que, entonces sí, todo vaya bien.
Que lo alegre es bailar
y lo dulce tus labios,
y el verano un mojito
repartido entre quince bocas.

Así que aquí;
con lo poco que falta
y la felicidad que desborda.
Aquí,
que tiene mucho más que ver
con casualidades que con elecciones,
o una fuente tamaño veinte
en la pantalla del ordenador.
Con este calor que deshace
pero a gatas vuelvo a nacer.