Thursday, December 01, 2011

Un chico llama al timbre.
Entran él, y su dálmata.
En esta casa se comparte
la lavadora
con el número veintinueve.
Limpia un sofá rojo en medio de la calle
mientras su ropa da vueltas
con el programa diez.

Le invito a un té
antes de que recoja la colada.
Me cuenta lo mejor y lo peor que ha hecho en su vida.
Y todo tiene que ver con la otra punta del mundo.
Cierra bien el bote del azúcar,
tengo que irme.

Bienvenida al barrio.

0 Comments:

Post a Comment

<< Home