Sunday, December 11, 2011

Benimaclet era un pueblo
y eso se nota
en la manera que tiene que mirarse
la gente
en las casas bajas
y en que no juegan niños en la calle
porque sólo hay viejos.
Nosotros nos creemos
más listos que nadie
por escribir poemas
y cuentos
en las paredes
y besarnos
con los dientes
en las aceras.
Y empieza todo
y nada acaba
sobre camas ajenas
donde amanecer
a las cinco de la tarde.
Y nos debora la tierra
y las ganas.
Dormimos tan lejos
en noventa cm.
y tan juntos luego.
Se acarician las pieles,
se acostumbran.
Nos vamos a bailar
o al cine
y por muy triste que sea la película
nosotros no lloramos
nunca.
Está la cama a ras del suelo,
y nuestras caderas
celebran con júbilo la falta de altura.
Nos emborrachamos
con sexo
y surge el beso más dulce
en mitad de la noche.
Y ya no tenemos miedos
ni prisa
sólo un juego
que nos hemos inventado
con sabores nuevos
y tactos.
Con las vistas a todos los tejados,
a todos los atardeceres,
a todos los planetas melancholía.

3 Comments:

Anonymous Anonymous said...

Hola :

Me llamo Eliana Villarreal soy administradora de un sitio web. Tengo que decir que me ha gustado su página y le felicito por hacer un buen trabajo. Por ello me encantaria contar con tu sitio en mi directorio, consiguiendo que mis visitantes entren tambien en su web.

Si estas de acuerdo hazmelo saber enviando un mail a eliana.villarreal.bravo@hotmail.com
Eliana Villarreal

5:29 AM  
Blogger Beauséant said...

cada generación parece condenada a creerse más lista, más motivada y más moderna que la anterior. Al final, viendo lo que viene, todos somos un poco de pueblo, ¿no?

8:46 AM  
Blogger Beauséant said...

por cierto, Eliana, que ganas de estropear unas bonitas letras, ains.

8:46 AM  

Post a Comment

<< Home