Thursday, August 19, 2010

Lecciones de un verano. Parte I.

Si deseas algo muy fuerte, se puede cumplir. Las personas más pequeñas pueden ser las más grandes. Siempre habrá alguien que consista sorprenderte. Existen amigos con los que no hacen falta las palabras para hablar. Algunos abrazos pueden rescatarte de las profundidades más oscuras. Eres imprescindible para más gente de la que imaginas. Una canción puede bastar para comprenderlo todo. Ser un referente en la vida de un adolescente es una responsabilidad muy grande y muy gratificante. Algunos lugares son mágicos. A menudo las estrellas fugaces pasan tan rápido que no te da tiempo a pedir un deseo, pero no importa. Cuando vuelves a tropezarte con la misma piedra, la segunda vez es mucho más difícil levantarse. También es posible darte cuenta de lo que tienes antes de perderlo. Aprender a hacer lo que te gusta es apasionante. Los momentos de felicidad y plenitud se notan en la barriga. Uno puede quemarse detrás de las rodillas, y es en la parte del cuerpo que más duele. La complicidad con los amigos de siempre es insuperable. Se puede comer una tarta de chocolate con pajitas. El amor te mueve las entrañas. Las noches de verano pueden curarlo todo. Un día duro debe terminar con un poco de risa. Cuando haces algo porque te gusta también tienes que hacer la parte que no te gusta. Quién te diga que encontrar piso es fácil, miente. Una mirada es todo lo que necesitas para tomar algunas decisiones. Sino vives, durante, al menos, unos días año en plena naturaleza, terminarás ahogándote. Los centímetros de distancias entre dos personas, a veces, pueden parecer kilómetros, y al revés. Al leer te caes en los puntos. No todo el mundo sabe poner comas en una frase. Facto Delafé y las flores azules tenían razón. La Habitación Roja se equivocaba. Todos los veranos tienen la propiedad de ser "el mejor verano de tu vida", pase lo que pase... pero la calle hierve a treinta y nueve grados, y no hay nadie que se atreva a salir.

3 Comments:

Blogger  said...

Me ha encantado esto... buenverano.

Saludos desde Mx,
Perla

6:46 PM  
Blogger Primavera Fugaz said...

Genial :)

11:44 PM  
Blogger Verónica Cernadas said...

me encantan estas lecciones
deberían impartirse en alguna escuela
y aunque nadie aprende en cabeza ajena
ojalá la poesía fuese siempre tan útil

6:41 AM  

Post a Comment

<< Home