Sunday, April 25, 2010

Y, ¿sabes qué?, ya casi nunca tengo ganas de llorar, y vuelven a escucharse las voces de los vecinos, de noche, por el patio.
¿Te imaginas que a las 12 en punto suena el timbre?
Estaría bien. Estaría muy muy bien.

1 Comments:

Blogger el fantasma said...

o no tanto

1:23 PM  

Post a Comment

<< Home