Thursday, March 26, 2009

comestible

Y después
un beso de arroz.
un corazón salpimentado
las lágrimas con limón recién exprimidas
en las huertas de murcia (quéhermosaeres).

Todo el calor del mundo
sobre los fogones de asfalto.
La comida más rápida
y los pedidos más urgentes.
Salmones recién horneados
entres mi vientre y tus manos.

Tequieros enlatados
que se escurren entre tallarines húmedos
con salsa de soja y palabras pequeñas.
Los cordones de las zapatillas
del niño mudo
revueltos con forespán.

Todos somos comestibles.