Sunday, August 10, 2008

En el anuncio de Cillit Bang sale un hombre. Un hombre que baila en la cocina. Junto a su mujer. Limpiar es divertido, con un producto de envase morado es divertido. Compartir la limpieza de la cocina os hace más felices. Pero sólo hay una pareja de afortunados, el resto de personajes son mujeres solas. Mujeres que sonríen desde sus casas porque esta vez, vuelve a ser mucho más fácil quitar la grasa. Su poder.
A mi se me ocurren otros tipos de felicidad para la cocina. Se me ocurre mirarte mientras ceno un trozo de pizza que se ha quedado fría. O beber agua más fría aún, los dos, del mismo vaso. Que tú escribas poesía imantada sobre la nevera, o que necesites enterrar tus manos bajo mis bragas.

3 Comments:

Anonymous Anonymous said...

NO es oro todo lo que reluce.

2:02 AM  
Blogger pecadocapital79 said...

No es tan dificil ser feliz como bien escribes.

Adoro las notas en la nevera y en los espejos humedos.

Saludos.

12:10 PM  
Blogger Beauséant said...

humm.. espero con ansía que te contraten para el próximo anuncio de la televisión :)

9:06 AM  

Post a Comment

<< Home