Thursday, August 07, 2008

agosto es melancolía

Agosto es melancolía. De esos amores de playa de cuando tenias quince años (puede que catorce) mientras tu hermana (ella tiene diecisiete) te habla de un suizo y una historia demasiado bonita para no acabar con miles de kilómetros de distancia y de por medio. Del olor a plástico, y la piel llena de arena, comida de hotel y discoteca todas las noches en Peñíscola, o Salou, o Benidorm, Oropesa, o cualquier otro sitio que se quede vacío en invierno. Nostalgia de que llegue septiembre, que reposa lejos, y tú sabes que llegará, como siempre, demasiado rápido. Y añoranza de los primeros días de julio en los que todavía quedaban por hacer todos los planes que has ido (des)gastando.
Y echas de menos las fiestas, las noches en piscina, las comidas a medias, o a décimas, las excursiones improvisadas, aquel día tan aburrido que terminó siendo el mejor del verano. Todas esas cosas que pasaron años atrás, quizá sólo un año atrás, quizá sólo un año atrás, y que te parecen siempre mejores que las que están pasando ahora. O así te parecerán hasta que comience el próximo estío, y te des cuenta de que sí. De que a pesar de esa melancolía de agosto, este, como siempre, ha superado al anterior y de nuevo ha heredado la condecoración de “el mejor verano de tu vida”, con sus noches de estrellas fugaces y sus noches de calor insoportable, que aumentaba cuando eran noches compartidas, y sin embargo te resultaba mucho más soportable.
A pesar de los mosquitos que te atormentan, y de la falta de esas tormentas que te pillan en mitad de la calle y siempre te han gustado tanto. A pesar de no tener coreografía absurda que bailar con amigos y familiares.
A pesar de que, a estas alturas de 2008, sigamos sin canción del verano.*


*Inspirado en "Y así estamos, a uno de agosto, sin canción del verano" The Summer's Song. David Refoyo.

1 Comments:

Blogger Duenda. said...

creo que conozco a ese poeta.
d.

2:59 AM  

Post a Comment

<< Home