Friday, June 27, 2008

Y entró un gorrión
delicado
minúsculo.
Y entró por la ventana
pero nosotros no lo vimos.
Y posaba sus patas sobre la mesa llena cosas
y papeles, y nuestra ropa.
Y caminaba el gorrión
despacio
hasta encontrar el libro de Ángel González
que yo no había visto.
Hasta mirarnos, desnudos,
ennosotrosmismados,
y comprender que su vuelo, jamás, podría ser tan precioso
tan sencillo
tan perfecto
como lo somos, nosotros, sobre la cama.

3 Comments:

Blogger El Tipo de la Gorra Roja said...

Mi madre, además de afirmar que soy el chico más guapo del pueblo, dice que tengo la cabeza llena de pájaros

6:39 AM  
Blogger Leny said...

no tengo ni idea de cómo llegué a este blog, pero es tan bonito que me da mucha pena que lo tengas tanto tiempo y no pueda seguir leyéndolo. bueno, no pasa nada. entraré cada día, por lo que pueda pasar.
:)
sonrío.

3:51 PM  
Anonymous ssssshhhhh said...

Precioso, tengo tantos días que leer hasta llegar al 1º que hoy no creo que duerma.

1:59 PM  

Post a Comment

<< Home