Sunday, April 06, 2008

zeta, precisamente

Vuelves a tu ciudad demasiado pronto.
con prisa [sólo estaré unos instantes, te dices,
y el domingo huiré rápido]

Te gusta la forma en la que los recuerdos
que te atormetaban al principio, y te
ponian triste, y te
hacian llorar,
se han quedado en un segundo plano
y ahora te alimentas de noches
con fines de semana largos
y de las vacaciones.
Sigue zeta, tan minúscula como siempre,
dejándote bancos de la calle peatonal
(sin baldosas rosas
ni tampoco mentiras)

Y son otros, ahora, los chicos guapos
de diecisiete años,
esa edad que también te viste obligada
a abandonar.

Pero hay paseo al atardecer
poeta que te regala libro de poesía
y promesa cumplida sin previo aviso:

algún día te enseñaré mi rincón favorito.

5 Comments:

Blogger Beauséant said...

se necesita ser un gran escapista para saber huir de esos momento que te hundieron por dentro.. a veces no huímos de los sitios, escapamos de las situaciones que vivimos en ellos.

1:20 AM  
Blogger Clifor said...

:)

3:32 AM  
Blogger white said...

Buena historia,,aunque zeta aun sea desconocido para mi

1:43 PM  
Blogger Ura said...

Y produce una inestabilidad eso de no saber cúal es realmente tu lugar... el que te tocó o el que has elegido...

4:56 AM  
Blogger bydiox said...

zeta!

12:57 PM  

Post a Comment

<< Home