Monday, April 14, 2008

pesadilla en el parque de atracciones


que por poco terminas conmigo

pero soy difícil de matar


Puedo darte miedo, contarte que aquellos columpios no dejaron nunca de dar vueltar, que la gente moría de sueño, de hambre o de amor, subida en ellos.

Pero toda esa gente era yo, y tú un montón de columpios rojos que me obligaban a girar. Al principio era dulce el vuelo, fácil, divertido. Después se enturviaron los días, envolventes curvas que ni siquiera llegaban a espirales. Y tú, que parecias arrojarme y yo manchada en tus manos. Y el miedo, el cielo, el suelo. Un silencio gris. Las luces de feria.


1 Comments:

Blogger Kalar said...

See Please Here

10:59 AM  

Post a Comment

<< Home