Saturday, February 02, 2008

castigado en el cielo

Había guardado hasta aquel plastiquito transparente que envolvía tu corazón.



Nunca antes, y seguramente, nunca más.


Estoy viendo pasar el viento y diciéndole adiós
pidiéndole al silencio que baje la voz.
Estoy como un bala sin dirección
¿dónde voy? castigado en el cielo.
(se me fundió la luz de las farolas)

2 Comments:

Blogger Beauséant said...

es extraño guardar esas cosas, es como decirse a uno mismo, quizás algún día deje de usarlo, y necesite el envoltorio original..

3:19 AM  
Blogger Madame Delunay said...

estoy llegando al punto de la locura y me está decepcionando... creía que era más divertida, pero es una compañera desquiciante... aisss!

3:52 AM  

Post a Comment

<< Home