Friday, January 11, 2008

Espirales que acuchillan. y tú que te rompes, y tú que te destrozas, y tú que giras a un ritmo rápido, desacompasado. Una mentira destrozada. Un silencio hecho picadillo. Siguen siendo las cuatro de la mañana. Porque tú quieres. Ya no sé entenderte, ni escucharte, ni tender la ropa. Quiero acabar con todo. Rasgarte con fuerza. Métete conmigo en la batidora. Terminaremos con esto. No me da miedo el dolor: ya estoy sangrando. Quieres desaparecer, pero yo no quiero desaparecer contigo. Es mucho más díficil así.
Es mucho más sucio, más roto, más triste.

Labels:

2 Comments:

Blogger el_Vania said...

Joder con la batidora...
Acabaréis mezclados!
Salud/OS!

8:34 AM  
Blogger Madame Delunay said...

oie! q para tristezas ya estoy yo, tu no ehhh? que con una vale!

la chica de la habitacion de al lado te saluda =P

10:40 AM  

Post a Comment

<< Home