Monday, August 13, 2007

Y fui dibujando todos los lunares de tu espalda con la punta de mis dedos. Diminutos puntos marrones que te rodean. Destellos del alma. Pizcas oscuras que se pegaban, quietas, a mi piel tras tanto abrazo.

9 Comments:

Blogger Fran said...

Precioso... Que bonita metáfora.

4:44 AM  
Blogger Beauséant said...

se me hace extraña, y hasta aterradora, la idea de ir perdiendo un lunar en cada abrazo entregado...

8:19 AM  
Blogger el_Vania said...

Ojo no destiñan!!
Es broma... precioso y tierno.
Salud/OS!

4:29 AM  
Blogger marina solonski said...

ahora entiendo por qué a veces aparecen nuevas pecas en los brazos las manos y las barrigas.. nunca pensé que fuera de los abrazos.. a partir de ahora estaré muy muy atenta..

9:17 AM  
Blogger EMO said...

Y luego que sucedió?

9:22 PM  
Blogger pqueno said...

quizá por eso tengo tantos lunares...creo q mis abrazos se enquistan sin dirección a la q ir, cansados de volver al remitente

abrazos ausientes desde el norte

10:42 AM  
Blogger El Dueño de sus Cajones said...

qué lindo escribes...

12:54 PM  
Blogger Angus Scrimm said...

mmmm

alguna vez te ha sorprendido un lunar? A mi un par de veces, en un momento intímo, hace unos meses, yo qué sé por qué, pero lo recuerdo.

Besos

8:26 AM  
Blogger Holly Golightly said...

... y en cada abrazao, piel con piel, más cosquillas de tus lunares.

Precioso, chica de los botones.

12:11 PM  

Post a Comment

<< Home