Monday, February 12, 2007

Puedo jugar con mis dedos,
hacer que pienses lo que yo elija,
manipularte,
obtener mi mayor beneficio.


Ahogarte, al fin y al cabo,

entre los cables espirados del teléfono

Labels:

10 Comments:

Blogger Alice ya no vive aquí said...

Y eso ¿de qué sirve al fin y al cabo?

1:13 AM  
Blogger el_Vania said...

Al fin y al cabo, ahí estás mostrando tus armas de mujer!!
Bueno es saberlo!!
Salud/OS!

11:50 AM  
Blogger Danelí said...

Hoy soy yo la ahogada.

Un besito =*

9:18 AM  
Anonymous jaio said...

apuestas aparte, huidas a uruguay con jorge, noches de canciones por la calle, de piruletas, de bocadillos por el nombre, de collage en las paredes [nos vemos en los bares], de regresos y de examenes en seis horas [cinco de sueño]. Cool.

4:51 AM  
Blogger Beauséant said...

qué miedo :)

3:03 PM  
Blogger sergisonic said...

siempre las espirales....

7:44 AM  
Blogger Sherezade said...

No olvides recoger cada gota de sangre

9:01 AM  
Anonymous Greta said...

los hilos de marioneta no se inventaron para manejar a la gente.

no creo que a nadie le guste tener las muñecas atadas.

12:11 PM  
Blogger EFESOR said...

yo tambien estoy con esas cosas... a ver si luego va a pasar que todos nos llega lo enviado en otras medidas y gotas... como esas uñas que no paran de sangrar

2:17 AM  
Blogger AsDePiqas said...

, dijo el espejo

1:24 PM  

Post a Comment

<< Home