Friday, October 13, 2006

infancia

Una vez en aquel programa (Sorpresa Sorpresa)salió una mujer que creía haber nacido el 29 de febrero. Le descubrieron la verdad. Su marido, con ayuda del programa, le regaló algo por cada año que había perdido.
Cuando mi tía-abuela (la tía Pepita) cumplió noventa años prometimos llevarla si llegaba a los cien. Este mes de septiembre ha cumplido noventa y nueve y las sábanas le hacen yagas en la piel. Va a tener que irse a la (mejor de Zaragoza) residencia, y abandonar Sagasta, 5. No quiere.

Está convencida de ir a la Expo2008 [Pilaja conducirá la silla] Yo también lo creo, supongo que en el fondo todos lo sospechamos.
Aunque tal vez, definitivamente, no salga de ésta. Y entonces los bombones dejen de ser así de ricos y ya no podamos encontrar juegos en las figuritas de porcelana, y se termine la infancia.

7 Comments:

Blogger Danelí said...

tal vez es hora de buscar un juego nuevo

11:35 PM  
Blogger Clifor said...

Si perdemos la infancia perderemos la libertad.

6:57 AM  
Blogger sergisonic said...

ESA infancia siempre la tendrás.
Te lo dice un niño.

Un beso,

sergi

9:33 AM  
Anonymous Jaio said...

Siempre soñe llegar a los 100, pero ahora sueño con no llegar a 18.

12:10 PM  
Blogger Sherezade said...

Es que cuando cumples 100, empiezas de nuevo

5:59 AM  
Blogger Alnitak said...

Pero no se acaba, si tu no quieres la infancia no se acaba, y ella seguirá contigo, haciendo lo que tu hagas, como mi abuela que hace ya dos años que me acompaña a todas partes...

6:21 AM  
Blogger PurpleSkies said...

esas sábanas asesinas de carcasas, me recordaron a mi abuela


escribes precioso =)

11:08 AM  

Post a Comment

<< Home