Friday, April 28, 2006

compuestos

Despiriforme, volviendo al principio.
A esos chicos que fuimos,
y de alguna forma aun somos.
Trastocados y somnolientos:
de naturaleza onírica y efímera.
Sencillos; sentimentalmente compuestos.

Invertebrados, (i)lusos.

Wednesday, April 26, 2006

dieciocho

Quizá el mejor disco del mundo.
Un reloj ("la sociedad puede comprar un reloj, pero no el tiempo")
La historia del chico que se enamoró de la luna.
Un batido de vainilla: natural y con canela a medias y con nuestra(s) canción(es).
Pensamientos felices (muchos, muchos)
Una caja negra y plata, con mensajes escondidos.
"Te quiero pura, libre/ irreductible: tú": una carta.
Vale por un regalo y por un besazo.
"Un Mundo Feliz"
La mitad del camino al instituto acompañada de mi hermana.
Abrazos y muchas ¡felicidades!
Vale por tres días con la cazadora vaquera de mi hermana: "para disfrutar las noches y tardes de tu mayoría de edad"
Rayuela.
Canapés (muy ricos), pescado asado, pasteles y yogures de trufa (con vasito de cristal)
Un correo de un filósofo-profesor.
10 sms de caracteres restringidos y 9 llamadas que se extraviaron, y sigue sonando.
20 euros
Un comentario en el blog
Un post dedicado
5 conversaciones telefónicas
una parte del viaje a Italia
Una carta en alemán y el manifiesto del teatro.
Un cuadernito hecho a mano , con nuestras frases y nuestras fotos, y recortes de revista, y canciones, y textitos: anudado con un lazo del que colgaba un cascabel.
Un lazo para el pelo con palabras y frases pegadas (y ponible a pesar de todo)
Un café con mis amigos, donde (casi) siempre, sentada en el carrito.
Tirarnos en el césped.
Una promesa.
Encuentros inesperados.
Recuerdos y olvidos.
Una bolsa de rayas blancas y negras.
Un paseo.
Un lacito rojo.
Un día de sol.
Las mañanitas cantadas a coros.
Darme cuenta de que cuando cumplí tres años tenía flequillo (así que sí, una vez lo tuve) y lo mío con las piruletas viene de lejos.

Supongo que en realidad es eso lo que esperaba, el beso inocente que acompaña a todos los regalos.

Sunday, April 23, 2006

collage

Tus ojos se estaban tornando también azuloscurocasinegro.
Yo intentaba aprovechar la última semana (¡salta, valiente!)

---------------------¿es que tú nunca has hecho algo por si acaso?
Un día te lo voy a contar todo, todo, todo.

Por primera vez faltaban los motivos.
(de niño quiero ser como tú)

Te recorte a mi medida, y te pegué sobre una cartulina negra. Como con los trozos de revista, pero tú atrapabas más.

Era quizá el mejor disco del mundo.

.........hoy nieva en su ciudad.

rosa chicle

Perdonen al amor, por pequeño y por efímero.
(y ya no recuerdo cual era mi palabra favorita)

Saturday, April 22, 2006

olvido

Y esta no es la forma. Ni siquiera es el lugar.

Supón que no nos vamos a reconocer nunca. (Tengo frío en el corazón)

Van borrando el parque, los árboles y el banco donde nos sentábamos.

Siempre será pasado, ya no existes. Imagínate que borran todos los recuerdos que huelen a lluvia, tú. Se irán para siempre las vueltas alrededor del mundo en una bicicleta azul. Los pedales, el manillar, las ruedas, el sillín, ni tan siquiera tus llaves. ( Ya no aparecen en la fotografía que colgué sobre mi sillón)

El lago se ha secado. Se formó con todas tus lágrimas.
Quizá tú aun puedas hacerlo. Pero también he olvidado eso. La forma con la que abrías los sobres, como el papel de los caramelos para saborear las palabras de mis cartas. Todas esas palabras que hablaron de ti. El color de tus ojos y el aroma a melocotón de tus bolsillos.

Ya no recuerdo el título de esa canción (sólo una débil melodía)
Y sé que te quiero, pero no consigo ver tu nombre, y me pierdo. Lo siento ya te he olvidado.


Así que olvídate de mi.

Tuesday, April 18, 2006

La angustia es el precio de ser uno mismo.
(Silvio Rodíguez)

Sunday, April 16, 2006

suburbial

No habrá más días.

Habrá, sin embargo, otro día, que se parezca tanto a este que parecera ser hoy (otra vez).

Creerás, entonces, que recibes la segunda oportunidad, la que extravías ahora. Pero te habrás mentido.

Y yo no volveré a quererte (casi nunca).

Wednesday, April 12, 2006

ciudad

Por calles. que son tus calles. que son mis calles.

Tocándonos los dedos.
Encontrarnos entonces, volviendo.
Y te beso la espalda, despacio.
Que quizá seas tú el chico que coloree mis lunares.

Era cutre la ciudad.
Cutre y bonita.
Antes de que me quisieras.
Antes del desastre
(maravilloso, pero desastre).
Antes, cuando en CARGLASS colocaban lunas, en vez de dedicarse a la cristalería para el automóvil.

Y ahora tengo fotos de ti (tuyas)
de lejos y a oscuras.
Entre las manos.
(pidiendo el deseo)

Sunday, April 09, 2006

esto es lo que hay

¿Qué más quisiera que pasara la vida entera
como estudiante el día de la primavera?



Decían que los viajes traen a otros que visten nuestros cuerpos.
Decían, también, que todas las carreteras nos conducen a un sitio mejor.
Y en cada pestañeo nos acercamos un poco más.

Hay plazas con hippies, y ciclistas, y flores, y Silvio Rodríguez, y signos y frases pacifistas (paz, amor e bicicletta)

Hay un helado de Bacio e Frutti di Bosco (hay tantos), y muros con nombres de todas las parejas del mundo, y la teta de Julieta.

Hay naranjas rojas, y calles perdidas, y ventanas verdes a las que se aoman señores, y banderas de colores (pace).
Y hay lluvia, y canales (siempre supe que llovería aquí), y algín día podré decirte que me enamoré de ti en Venecia. Esto si que es arte.

Hay lugares a los que cualquiera iría a estudiar. Hay fotos de zapatillas y punteras blancas. Hay días que empiezan con Nuetella, y un día que empieza con Nuetella no puede ser un mal día. Hay trolebuses, lo más parecido a un tranvía. Hay muchos chicos guapos, y pizza en la calle. Hay un cuento: Il bottone di Sara e Pietro (el euro mejor invertido del mundo).

Hay jardines enormes, y gente amable, y las fotos que hace todo el mundo y a nosotros nos divierten. Hay autobuses naranjas.

Hay una (de tantas) plaza con Tabacchi (trepo por tu recuerdo). Hay una ciudad fotografiable, un servicio rotto (encima con dos tes), hay puentes que son siempre preciosos. Hay una hora y cuarto de cola, y primavera. Y estás tú, que de todo lo que nunca he tenido eres lo que más hecho de menos.

Hay una catedral a rayas, y cuestas, y fotos, y campanilles (¿a ver quién la tiene más larga?). Y las cúpulas, que me encantan siemrpe.

Hay todas las palabras. Hay caminos que siempre llevan a Roma. Hay caos, y orden. Hay cosas grandes (pero muy muy grandes, ¡eh!). Hay (¡joder!) hasta Mac Donalds bonitos. Que cada cena sea la última cena (la mesa que más aplaude). Hay cosas que ya no me entran en los ojos, y las agarro con los dientes, y las meto en los bolsillos, y en la boca. Hay huídas, noches con desconocidos, taxis, y “paellas”. Y metro, y lugares a los que subir corriendo, que siempre da tiempo.

Y es que estamos todos, o no falta casi nadie.

Saturday, April 01, 2006

viaje

Voy a meterme los horizontes en el bolsillo.
A comer pan, y pasta.

Voy a correr por la calle, y a sentarme en las escaleras.
Y cuando vuelva, te tocaré con la punta de los dedos.

Y cada noche habrá una estrella
y una patera.

Cada mañana tendré un buenos días en la sonrisa,
y un manchón en la mirada.
Te echaré de menos.

Te miraré para atrás.
Y te estaré esperando mientras me marcho.
Para volver al punto, al centro.
Al medio.

Y la textura del atardecer se me deshace entre los dientes.