Saturday, February 04, 2006

temporal

Las temeperaturas irán subiendo durnate la jornada. Pero todavía quedan cinco comunidades en alerta. A saber: mis ojos, la garganta, los dedos, la boca y el corazón.
En los ojos la posibilidad de precipitación, tanto nival como en forma de lluvia sobrepasa los límites antreriormente alcanzados. El marrón brillante deja de serlo, una hoja de otoño se ha metido entre las pestañas, agolpada en un montón junto al río.
En la garganta hay peligro de aludes. Tras tantos nudos ahora se ahogan un poco las palabras que intentan subir por las cuerdas (vocales).
Los dedos se han congelado. Pronto me cortarán las falanges, y es que el único sustituto a los guantes son los abrazos.
En la boca se ha establecido larga sequía.
Y por último el corazón, lleno de goteras. Lleno de sentimientos redondeados y la imposibilidad de nadar.

Sin embargo, la barriga (que tantas mariposas y cosquillas ha recibido últimamente).
Las orejas escuchando las llamadas de esos nuevos amigos de toda la vida.
Los pies, corriendo descalzos por el pasillo, repasando los caminos.
La nariz, recibiendo besos y frío.
Y en la frente: un pensamiento.

(gracias, a los que no hace falta daróslas)

3 Comments:

Blogger el_hombre_que said...

espero que esto signifique que el cartel de "cerrado" va a hacerle compañía al cubo de la basura

9:12 AM  
Blogger Clifor said...

Dicen que el del tiempo siempre se equivoca. Yo me fío más del parte de los pastores. Si esta noche hiela, mañana habrá sol. Si mañana hay niebla, por la noche no hará frío. Si hace calor de noche habrá calima por la mañana. Si esta noche hay estrellas, y las hay, mañana saldrá el sol.

¿Cuál es tu estrella favorita?

11:41 AM  
Blogger Sherezade said...

Las mejores "gracias" son aquellas que no hace falta que se den. Y lo mejor es que, aún asi, las des.
Un abrazo cálido lleno de rayos de sol para esperar al verano

6:50 AM  

Post a Comment

<< Home