Sunday, February 12, 2006

motivos

Me huelen las manos a mistol
y a que no llamas.
Las hormigas recorren la calle, con estudiados movimientos, como una vez recorrimos el paisaje con el dedo, como una vez estuvimos a punto de chocarnos, como los trenes imprecisos, como besos que firman su despido.
Y es por esto que recojo ese tipo de cosas que deberías tirar: algo redondo y negro ( y horrible, porque sí, es horrible). Es por esto que se vacían los parques cuando llegamos de noche, tarde, siempre demasiado tarde y empiezo a oir las cosquillas de mi hermana. Es por esto que la blancura de los parpados es nívea, que las sonrisas nunca llegan a ser forzadas, que el infinito se reduce a nada (nada de nada). Es por esto que no quiero saber porqué lo hiciste. Es por esto que me rozan las mañanas tras la persiana, que el horizonte está lleno de nubes y peces. Es por esto que no se si es bonito qu ete compren una estrella (que nunca fue lo mismo que que te la regalen). Es por esto por lo que sentarse y sentiminentos empiezan igual. Es por esto que ya no creo lo que dicen los telediarios. Es por esto ,por el olor a mistol metiendose entre las uñas y que el fotografo vuelve siempre dos veces al lugar del crimen. Por lo que esto parece un café. Es por esto, por la niebla y los fenómenos que se disipan. Es porque últimamente hablo mucho por teléfono, y nunca contigo. Es porque los círculos verdes nos encierran juntos, muy juntos. Es por esto por lo que a las historias siempre le rodean las casualidades. Precisamente por esto. Nos sobran los motivos.

5 Comments:

Anonymous El Lehendakari said...

Claro que sí, las casualidades dan mucho de sí. Y si lo pensamos, casi todos estamos en este mundo por una casualidad, porque nuestros padres se cruzaron... Esperemos que las casualidades nos lleven a buen puerto.

11:24 AM  
Anonymous David el Popero said...

la casualidad simplemente es una inferencia que hacemos los seres humanos, y únicamente nosotros, que "somos el animal malnombrado inteligente", acerca de la causalidad. No obstante, se perfilan como detalles ornamentales para una buena historia. Yo elijo tu movimiento de muñeca.

11:59 AM  
Anonymous David el Popero said...

ah! se me olvidaba..
Porfa no tengas miedo, mi flog busca llamar a los corazones, no espantarlos! ;) Gracias por postearme.

8:34 PM  
Blogger laura said...

te acuerdas de el texto aquél de...
razones?
me recuerda mucho
y ahora sólo sé escribir
"porque..."
gracias por estar al otro lado de la ciudad...
del teléfono
y de la pantalla

12:30 PM  
Blogger Maga said...

C'est pour ça... que la ciudad amarilla aglutina niñas perdidas.

A ver si nos encontramos en alguna baldosa del camino (seguro que también son amarillas, digo yo).

3:58 PM  

Post a Comment

<< Home