Wednesday, February 01, 2006

humedad

Últimamente siento mis latidos (casi los anoto).
Los percibo cerca. Pongo la mano sobre el pecho, o el oído.
Y los cuento de uno en uno, recomenzando a cada instante (uno...uno...uno...)
Quizá es lo que podemos aguantar, tres puntos suspendidos, después ya hay que volver a empezar, regresar. Podemos sostenernos durante tres instantes pero despuétras eso llega otro principio.
(mediamos el tiempo en latidos)
Estoy escuchando a mi corazón y tiene hambre y humedad. Mucho más que tener sangre y sonido metálico (olor metálico) tiene humedad.

5 Comments:

Blogger Clifor said...

Si notas caer las gotas entonces es que hay eco. Es el eco el que nos dice que estamos vivos. Muchos no podemos decir lo mismo. Al otro lado del río se oyen flamencos desgarrados ¿Taconeas o simplemente te dejas llevar por el ritmo de la caja -corazón del flamenco herido- de madera?

Una guitarra se mezcla en el agua. Y en el eco.

3:06 PM  
Blogger laura said...

y en sus dedos yo tocaba mis canciones...

no notas que últimamente los días son distintos?

que venga ya la casualidad y nos encontremos

10:47 PM  
Blogger pqueno said...

no dejes q esa humedad llegue a oxidarlo...

abrazos ausientes desde, como no?, el invierno

8:20 AM  
Blogger Maga said...

Sabes tocar las teclas (de celesta).

Escúchalo siempre. Y dale de comer. Te lo agradecerá.

Un abrazo de vuelta en la ciudad amarilla.

11:08 AM  
Blogger Nadie said...

Es mucho mejor que un corazón rezume humedad a que se seque...

Piérdete en el primer compás, que es el más exquisito de todos.

12:54 PM  

Post a Comment

<< Home