Sunday, January 29, 2006

Miro por la ventana. Las farolas son la luz de la noche. Veo otras ventanas, otros coches, otras personas. Veo todas esas cosas que no quiero ver, o que no me importan. El jardín con restos de nieve y de lluvia. Me veo reflejada en el cristal: los labios, las pestañas, los ojos...
Veo la calle y el cielo negro.
Sólo cosas absurdas, sólo palabras y música desprendiéndose de las mentes de la gente.
Ni siquiera hay estrellas, ni siquiera estás tú (no salgo a buscarte porque sé que corro el riesgo de encontarte).

No hay vacío, no hay besos; no hay nada.

6 Comments:

Blogger el_hombre_que said...

hay un montón de nieve con la que empezar a jugar a todo lo que podamos inventar...

3:10 PM  
Blogger Clifor said...

Nada, es para siempre. Hace frío, y afuera no hay nadie.

3:26 PM  
Blogger Sherezade said...

Cierra los ojos... y quizás esté ahi

6:50 PM  
Blogger laura said...

la nieve con el sol se va...
pero no todos somos nieve, ni polvo de estrellas


:)

la casualidad me llevará a tu salida para llevarte mil palabras...

y una bolsa de obleas, para que sonrías

te echo de menos

6:08 AM  
Blogger Nadie said...

¿Probaste a mirar más allá? Me refiero, más allá de la luz de las farolas, más allá de las ventanas, de los coches, de las personas, de los reflejos y del negro inerte...

Si te esfuerzas un poquitito, verás colorines, y no necesitarás estrellas, ni necesitarás a nadie, ni a nada.

Sólo las cosquillas de los colorines...

3:27 PM  
Blogger EFESOR said...

mirar por la ventana a veces es tristes, otras te saca de la cama y pocas veces... te hace soñar en que alli encontrarás más de lo que reconociste en tu propio cuerpo.

12:45 PM  

Post a Comment

<< Home