Wednesday, January 18, 2006

carta de amor de la generación del 88

Hoy eras blanco y negro. Rayas grises
y tu camiseta un fotograma.
Luz artificial y mejillas sonrojadas.
La punta de los labios rojos, pero el resto,
el cuerpo,
todo blanco y negro.
Sin pestañas de colores,
sin peces con escamas,
sin nada.
Sólo el blanco (vacío)
y el negro (soledad).

Sólo un ambiguo gris en las pupilas.
Un abrazo partido.
El sonido del teléfono como una onda.
El beso perdido en un sobre nuclear,
escrito con boli bic (y negro).
Dixán, ya no hay que frotar más.
El blanco ha expulasado todo lo que pensé
(ayer)
Ahora sólo blanco y negro.
Viviendo los dos en una antigua pelicula de amor,
en una escultura de pop art,
en un código de barras.
Los dos esperando en un paso de cebra,
en el rincón, el mismo rincón que
nos proporciona una esquina.
Sin gama cromática,
sin efectos ópticos, sin luz.

Sólo dos colores, dos cíclopes.
Sobre sábanas suaves (Dixán).
Temiendo los efectos secundarios
de este atracón de poesía.

Blanco, blanco y después negro.
Cúmulos, pinturas de plastidecor y pupilas.
Nieve intacta, copos en forma de espiral
Cielo (blanco de día, de noche: negro)
Y ahora nata montada
o chocolate sin leche, sin almendras (sin avellanas)

Tristeza plomiza, tardese de lluvia ajetreada.
Sentimientos cóncavos (convexos)

Y ahora, piruletas de merienda,
sugus de limón
y caramelso de color verde.

Ahora purpurina.
Rayas moradas.
Azul.

El rojo de los experimentos.
Batido de vainilla.
Sellos que nunca enviamos.
(Ahora mezclar el rojo y el blanco de los caramelos)
Ganas de llorar (estás muy lejos)
Lunares en el cuello.
Las piernas cruzadas sobre la mesa.
El reloj. La flecha que lo indica,
la palabra que lo sustituye.
Tengo cada parte de ti en un pliegue
de la lengua (no en la punta
no en la esquina)
Y terminaremos con la música de fondo
de una película muda.
Con el piano sonando mientras te
escribo la letras.
Terminaremos nadando los dos.

5 Comments:

Blogger laura said...

y la chica de los zapatos de bailarina no puede dejar de mirarte...

1:03 PM  
Blogger pqueno said...

ahora tengo en los pliegues de la lengua el sabor a sugus de limón, un ligero olor a moras en su cuello, un sueño de llegar a besar su frente, y unas ganas irrefrenables de q el tiempo corra, o de perderme entre canciones para el tiempo y la distancia

abrazos elípticos desde el invierno

1:28 AM  
Blogger Clifor said...

Quizá algún día nos conozcamos. O quizá no. Pero quería hacerte saber que, yo a los 17 años habría dado lo que fuese por escribir así.

Estaba ocupado con rimas y métricas, aunque fueron buena escuela. Sigue leyendo mucho y escribiendo. Ser trovador requiere tiempo y persistencia. Todos esperarán mucho de ti.

Seguro que no fallas.
Buenas noches negras desde la orilla del Douro.

3:12 PM  
Blogger el_hombre_que said...

a pesar de lo lejos que estás de Naranjito, sí, terminaremos nadando...

3:13 AM  
Blogger Maga said...

Esto es un himno generacional. Me has hecho sentirme muy cerca de repente de dos personajes del 88 a los que quiero mucho.

Y que me va a dar por llorar.

Es precioso lo que has escrito.

Gracias.

4:30 AM  

Post a Comment

<< Home